Sindrome del piramidal

Sindrome del piramidal

¿Que es?

Esta patología de origen neuromuscular, característico dolor de cadera, zona glútea e incluso irradiar hacia la cara posterior de la rodilla, simulando una ciática. El origen no se tiene muy claro, quizás una neuritis del nervio ciático al paso por la zona glútea debido a una anomalía anatómica de raíz, o bien por puntos gatillos a nivel miofascial del músculo piramidal. También un traumatismo puede llegar a producir un espasmo muscular como respuesta de protección y causar una compresión del nervio ciático. Cabe decir que a nivel osteopático señalan como la verdadera causa la disfunción de las vértebras lumbares las que producen un espasmo continuado del músculo como acción protectora.

Donde y como es el músculo piramidal.

Este músculo se encuentra articulando la cadera, se origina en el sacro y se inserta en el fémur, concretamente en el trocánter. Su acción nos permite separar y rotar hacia fuera en el plano frontal la pierna.

Durante la exploración el terapeuta puede realizar una palpación sobre la zona glútea pudiendo reproducir los síntomas de hipersensibilidad que incluso podría llegar hasta el pie.

Llegar al diagnóstico de esta patología no es nada sencillo, ya que podría confundirse con una alguna patología discal o vertebral. Existe una relación de test que ayudan a determinar cual es el verdadero origen del dolor y se debe o no a la estructura muscular, prueba de Lassegue, entre otros,  donde se ponen en tensión la musculatura para reproducir la sintomatología.

El músculo piramidal también recibe el nombre de piriforme.

¿Cual es su sintomatología?

Dolor tras permanecer más de 15 minutos sentado.

Dificulta para caminar al principio o rotación interna de cadera.

El dolor empeora estando de pie sin movimiento que cuando camina.

Se acentúa el dolor de estar sentado a poner de pie.

¿Cual es su tratamiento?

 

En la fisioterapia en abordaje de esta patología es diverso como en casi todas las patolgías musculoesqueléticas, según el objetivo se abordará de forma diferente, si tiene disminuido el rango de movimiento, si tiene un dolor importante que produce limitación, o bien si hay una hiper o hipotonía muscular.

Desde la electroterapia, a ejercicios pasando por técnicas de terapia manual, vendaje neuromuscular, terapia invasiva, estiramientos, etc…

A continuación te proponemos una serie de estiramiento que pueden venir bien.

Debes repetir 3 veces esta posición con 30 segundos de duración cada vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *